Selecciona la ubicación en donde deseas el servicio:

La ubicación detectada es:

¿es donde quieres instalar el servicio?

No Si

Ingresa tu dirección:

Estilo de vida

Productividad laboral Productividad laboral

Tips para mejorar la productividad laboral en casa

Organiza tu tiempo, planea y céntrate en las actividades diarias más importantes

21 Noviembre 2022

Teletrabajo: cada vez más recurrente

Trabajar desde casa o desde un espacio de coworking se ha vuelto cada vez más común ya que diversas empresas han empezado a dar más flexibilidad a sus trabajadores sobre su lugar de trabajo, lo que ha dado cabida al surgimiento del teletrabajo, alternancia, entre otros modelos.

Además de eso, no podemos olvidar que la velocidad del Internet cumple un rol esencial para que el trabajo en casa sea más eficiente, a nadie le gusta esperar por horas que una página cargue. Por eso, te recomendamos el Internet de utravelocidad de Claro, con el que podrás navegar sin parar. Escoge el plan que mejor se adapte a tus necesidades.

Si deseas aumentar tu productividad laboral en casa y no dejarte llevar por las distracciones, sigue leyendo.

7 consejos que te harán incrementar tu productividad laboral en casa

Tips para la productividad laboral

1. Inicia tus labores temprano

Cuando organizas tu tiempo y empiezas tu día en horas de la mañana, tienes la posibilidad de aprovechar y distribuir el tiempo de mejor manera. Puede ser abrupto pasar de la cama al computador inmediatamente, así que lo más recomendado es que te tomes un tiempo para hacer un poco de ejercicio, ducharte y desayunar, sin que eso te tome toda la mañana. Si te cuesta levantarte temprano empieza a fijar horarios y levantarte a la misma hora así irás creando un hábito y cada vez será más fácil levantarte a la hora que deseas, ya que tu organismo lo hará de manera automática.

Con esto podrás crear una rutina laboral saludable en casa que, bien organizada y con las respectivas pausas, te ayudará a centrarte en tu trabajo y conseguir los objetivos que esperas. En pocas palabras, intenta imitar la rutina que llevarías a cabo cuando vas a la oficina. Por ejemplo, arréglate y vístete con ropa cómoda que no sea demasiado informal, para que te sirva si debes prender la cámara en el momento menos esperado.

2. Determina un espacio de trabajo en tu hogar

Aunque parezca cómodo pasar todo el día en el sofá o la cama, no lo es para tu espalda. Por eso lo más recomendado es que tengas un lugar establecido para trabajar, así sea dentro de tu habitación, para colocar un escritorio o una mesa donde puedas apoyar el computador y demás accesorios, y una silla ergonómica, preferiblemente de ruedas, que tenga espaldar alto y apoya brazos.

Un factor crucial es mantener tu espacio limpio y ordenado, lo que contribuye a disminuir el riesgo de accidentes y sentirte en un ambiente que tu cerebro asocie más con el trabajo, que con el ocio y el descanso. Además, intenta separar ciertas actividades como comer, ya que no es recomendable hacerlo en frente del televisor o el computador.

3. Planifica tus actividades diarias

A veces cuando se lleva un tiempo trabajando de manera remota, se puede pensar que no es necesario organizar el flujo diario de labores, pero todo lo contario, la planificación es la clave para sentirte más productivo y no abrumarte con muchas cosas al tiempo. Por eso, tómate cinco minutos antes de prender el computador para planear tus tareas, revisar tus pendientes y programarte para las reuniones que tengas.

Así podrás terminar tu jornada en horarios laborales y no a altas horas de la noche, lo que no es tan beneficioso, especialmente si te levantas todos los días temprano. Recuerda que el descanso también es muy importante para ser productivo y obtener buenos resultados. A nadie le gusta trabajar trasnochado o cansado.

4. Busca otros espacios para hacer teletrabajo

Si eres de los que se puede sentir abrumado por estar mucho tiempo en el mismo espacio, no te preocupes, es algo normal que le pasa a muchas personas. Para romper un poco con la rutina puedes elegir visitar una cafetería, la mayoría tienen redes wifi gratuitas, también puedes optar por bibliotecas, espacios de coworking en centros comerciales u otros lugares.

Esto te ayudará a despejar la mente y a conocer nuevos espacios que te ayudarán a despejarte y por qué no, conocer a gente nueva. Precisamente, este factor es el que más se ve afectado cuando se trabaja en casa, ya que la posibilidad de conocer y entablar relaciones nuevas es casi nula. Por dicha razón, busca esos espacios no solo por disfrutar un lugar nuevo, sino también para socializar y conocer nuevos amigos.

5. Toma descansos y haz pausas activas

Aunque ya lo mencionamos a grandes rasgos anteriormente, las pausas son supremamente importantes para no agobiarte y recargar energías cada vez que te sientas estresado o muy atareado. Estos pequeños descansos no solo ayudarán a tu mente, sino que tu cuerpo te lo agradecerá. Está comprobado que pasar muchas horas en la misma posición, especialmente sentado, es muy malo para la circulación y puede traer efectos nocivos a futuro.

Por eso, intenta no pasar más de dos horas continuas sentado. Párate, estírate, habla con tu mascota, tómate un café o simplemente observa por una ventana mientras comes un snack. Lo ideal es que estas pequeñas pausas no superen los 15 minutos, porque tampoco puedes quedarte una hora descansando mientras el trabajo se te acumula.

6. Prepara los alimentos con antelación

Cocinar puede llevar un buen tiempo de tu día especialmente si te gusta tener una dieta balanceada y no comer lo mismo siempre. Por eso, lo más práctico en este caso es preparar tus almuerzos a inicio de semana o tener alimentos listos que te saquen de un apuro como arroz o cualquier legumbre.

Así no tardarás mucho tiempo planeando diariamente qué vas a cocinar y tampoco descuidarás tu salud porque muchos prefieren pedir la comida a domicilio, pero no es lo más recomendado para el día a día ya que puede traerte consecuencias y enfermedades como diabetes, colesterol alto, triglicéridos elevados, etc. Sin contar que usualmente los trabajadores en casa no hacen mucha actividad física.

7. Emplea otro monitor

Algunas personas consideran que tener un monitor de apoyo puede ser innecesario, pero seguramente si lo prueban algún día, no querrán dejarlo. Contar con una pantalla adicional te permitirá hacer más tareas, especialmente si eres diseñador, editor de video o realizas muchas búsquedas en tu día a día.

Esto no solo tiene un fin estético, sino que también ayudará a que tu equipo no se vuelva lento cuando tienes muchas ventanas abiertas. Sin duda esto es muy beneficioso para completar varias tareas al mismo tiempo con una mayor organización.

Productividad laboral en casa

Así que ya lo sabes, con estos consejos y con el Internet hogar de Claro, tu trabajo en casa será una actividad placentera y sin estrés.

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Se ha registrado el número - en la solicitud -. Pronto te contactaremos.

Comparte

Noticias relacionadas

Tips de decoración para tener un hogar acogedor